Saltear al contenido principal
(504) 2235 – 6770 al 72 info@ahiba.hn Gmail

Basado en el acuerdo alcanzado entre AHIBA, la CNBS, el BCH y el Gobierno de la República, el siguiente documento muestra una serie de preguntas iniciales que servirán para definir el qué es y cómo funciona el Programa Reactívate Mipyme.

Basado en el compromiso de la banca con nuestro país, Reactívate es un programa que busca que los Mipymes cuenten con herramientas necesarias para avanzar por el camino de la reactivación. Por esto, el Programa Reactívate Mipyme da la posibilidad de reestructurar voluntariamente los préstamos empresariales y de tarjeta de crédito a los clientes Mipyme (deuda de hasta 36 millones de lempiras en el Sistema Financiero), antes del 31 de diciembre de 2020, para mantener su categoría de riesgo. (Los créditos de tarjeta de crédito incluidos son los que estén relacionados con el Capital del Trabajo de la empresa).

Las micro, pequeñas y medianas empresas con deuda de hasta 36 millones de lempiras en el sistema financiero, que al 29 de febrero de 2020 hayan estado en categoría I y II, que aún no hayan reestructurado sus préstamos y que cuyos flujos de caja hayan sido afectados por la pandemia del COVID-19. (Empresas que ya hayan reestructurado, pueden aplicar, siempre y cuando sus flujos de caja – capacidad de pago – sea menor a la que tenía al momento de la reestructuración anterior).

Para mantener su récord crediticio positivo, optar a tasas preferenciales y plazos que les permitan pagar una cuota acorde a su flujo de caja, así como mejorar su capacidad financiera para acceder a dinero fresco más adelante. Todo esto los ayudará a la reactivación de sus negocios y por consiguiente a la reactivación de Honduras.

  1. Plazos más largos para sus préstamos
  2. Mantener su récord crediticio positivo
  3. Pagar sus intereses vencidos hasta en 12 meses sin interés
  4. Si su tasa es mayor de 26.5% (Micro) y 14.2% (PYME), la tasa del crédito reestructurado tendrá una reducción de hasta el 2%
  5. Si tu negocio lo necesita, puede solicitar un período de gracia

Todos elementos que surgen de un profundo análisis y compromiso de la banca y autoridades competentes para avanzar por el camino de la reactivación de Honduras.

Un período de gracia es un espacio de tiempo durante el cual el deudor no tiene que pagar las cuotas de su préstamo. Las cuotas incluyen capital e intereses; el período de gracia puede otorgarse solo para el capital o puede incluir ambos.

Los Mipymes deben acercarse a su banco lo antes posible para asegurarse de que su reestructuración se realice antes del 31 de diciembre de 2020. De la misma forma, es importante destacar que este programa está pensado para ser aplicado de la mano de una reapertura progresiva de la economía nacional.

Invitamos a las empresas que califican a acercarse al banco donde tiene sus créditos para consultar el proceso. Lo que sí, es importante documentar el impacto negativo de la pandemia en el flujo de caja.

No hay diferencias. Éste es un programa que responde al compromiso general y en alianza de todos los bancos nacionales para el beneficio de las Mipymes hondureñas. Lo que sí, es importante destacar que este programa está pensado para ser aplicado de la mano de una reapertura progresiva de la economía nacional.

Sí, siempre y cuando los consumos correspondan a Capital de Trabajo o compras relacionadas al negocio. Las deudas de Tarjetas de Crédito se reestructurarán conforme a lo establecido en la Ley de Tarjeta de Crédito (tasa y plazo), con la diferencia que el Banco podrá evaluar si procede o no retirar o cancelar la tarjeta de acuerdo a la situación financiera del cliente.

El tiempo varía dependiendo de cada banco, pero el Sistema Bancario está comprometido a realizar su mejor esfuerzo para que sus clientes Mipymes reestructuren sus créditos en el menor tiempo posible, y antes del 31 de diciembre de 2020. Entre más temprano las empresas realicen el trámite, más rápido podrá tener su crédito reestructurado.

Acérquese al banco donde tiene sus créditos para consultar el proceso.

Porque les permite a los clientes Mipymes reestructurar sus créditos a un mayor plazo y a tasa preferencial buscando una cuota mensual que esté de acuerdo a sus flujos de caja actuales. Haciendo este proceso antes del 31 de diciembre de 2020 las empresas podrán mantener su categoría de riesgo, lo cual reafirma la voluntad de pago de ese cliente que en el futuro le abrirá puertas para continuar reactivando su negocio.

Volver arriba